viernes, 30 de enero de 2009

Mi oscuro objeto de deseo

En tiempos de crisis, sé que no es lo más correcto sentir un deseo tan intenso como el que siento yo ahora. Después de mucho tiempo intentando quitármelo de la cabeza, he caído en el error de volver a verlo. Y ha vuelto a despertar en mí los instintos más irracionales. 

Soy consciente de que es tiempo de otras cosas… De reflexión, de contención… Pero, si soy honesta conmigo misma, no puedo evitar quererlo.

Lo veo y me parece perfecto. Sus formas, su manera de ver las cosas, de captar lo que yo tengo en el pensamiento…  ¡Hasta su tacto y su peso!

Cómo no, una visita casual a una web volvió a recordármelo. Y, en realidad, no sólo porque lo vi. Lo he visto en fotos y en directo más de mil veces. El verdadero motivo de mi recaída es que he podido ver las cosas que es capaz de hacer. ¡Vale tanto! 

Precisamente por eso, sé que no está a mi alcance. Suele pasarme con maravillas como ESTA.

jueves, 29 de enero de 2009

Las paredes hablan (II)


"Si quieres ser feliz, antes tienes que decidir que quieres serlo"

Visto en un muro de la Plaza de Toros de Granada. Enero de 2009.

miércoles, 28 de enero de 2009

El no credo



Cuando era pequeña me enseñaron a rezar esto. Nunca lo entendí, pero me lo sabía de carrerilla. Como le pasa a los malos estudiantes.

Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor,
Que fue concebido por obra y gracia
del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir
a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.


Hoy, que he aprendido a pensar por mí misma, lo recitaría así:

No creo en ese dios, por impasible ante lo horroroso
Inspirador de fanatismos fraticidas en toda la tierra
Creo que aquél al que llaman su único hijo,
Un anarquista que de nadie quiso ser señor,
Nunca concebiría tanta violencia y autocracia
Muerto de desencanto

Lloraría al ver a tanta vida virgen
Padecer bajo el poder de unos amos
Satisfechos de los cuerpos sepultados,
Alejados de los infiernos,
Que día tras día cuentan a los muertos,
Sentados en un trono, a la derecha del yanqui-dios
Estado todopoderoso.

No creo que ese Dios se decida nunca a venir…
Si tuviese que juzgar tal entuerto,
Él sería el primer reo y no lo salvaría ni el Espíritu Santo
Y menos, su iglesia caótica,
Ella se refugiaría en los bancos.
Al fin y al cabo, sabe que el perdón no existe para ciertos pecados
Y que la carne no es más que carne
Quemada en guerras eternas.


No lo entiendan como un sacrilegio. Nadie se ofenda. Es sólo mi forma de pensar. De decir que veo suficientes argumentos geopolíticos, sociales, humanos y científicos como para decir: 'No creo'. En ese dios, no al menos. 


P.D.: Las fotos de Gaza, aquí. Gracias W.

martes, 27 de enero de 2009

Gafas de ocultación

Hoy me han hecho recordar una serie de frases dirigidas hacia mi persona que recopilo mal y pronto aquí.



- Me gusta cómo me miras.
- Transmites buena energía con esos ojos.
- Me gustan tus ojos cuando sonríes.
- Oye, ¿por qué has llorado?
- ¡Amparo! ¿Tú te has fumado un porro hoy o qué?
- ¿Que? ¿Anoche juerga, verdad?
- ¿Estás enferma?
- Hoy traes el día torcido, ¿qué te pasa?
- No me mires así que me asustas, por favor.
- No me mires así... ¿o quieres que te mire yo igual?
- Tienes ojos de buena persona.
- Uy! ¿Y ese brillito en los ojos? Cuenta, cuenta...


Y un largo etc.


Recopilando frases, me doy cuenta de lo vulnerable que te hace ser transparente en la expresión de la cara ante los demás, cuando tú ni siquiera eres consciente de ello.


Recopilando estas frases, me viene a la mente la mejor. La de mi madre. Una que no se cansa de repetirme: "Chiqui, por favor, hazme caso. No te quites las gafas de sol".


Pensaba que lo decía por mi salud, para proteger los ojos de los temidos rayos UVA.

Ahora entiendo a qué se refiere, en realidad, su ruego.

lunes, 26 de enero de 2009

Filósofos callejeros (I)

"No confundas la sopa con el pan mojao. No es lo mismo lo justo, que lo correcto".

En 'La bulería', Sacromonte, Granada. 24 de Enero de 2008

sábado, 24 de enero de 2009

Leyendo leyendas



Me gustó que la autora compartiese la idea conmigo cuando la tuvo.
Me gustó ver cómo se gestaba.
Me gustó ver cómo pidió y obtuvo consejos de gente a la quiero y admiro.
Me gustó ver cómo no cejaba en el empeño hasta lograr hablar con quien necesitaba.
Y me gustó verla escribirlo con tiento y mimo durante varios días. 

Pero sobre todo me ha gustado leer el resultado.





Fado de invierno






Que me guste esta canción es el claro ejemplo de que, sí, soy una trágica. ¿Y?

viernes, 23 de enero de 2009

Gráficamente

Podría ser la gráfica del estado del índice que regula la bolsa. 

También veo reflejada la actividad cerebral de cualquier humano. Despierto, dormido. Despierto, dormido...

Podría ser también la trascripción gráfica del ritmo de una canción con ritmo. 

Cómo no, la silueta de una cordillera.

Incluso el resumen que Google Analytics haría de las visitas a este nuestro blog en el último mes.

El restultado de los ingresos de un autónomo expuesto a la improvisación del día a día, también.

Y, por supuesto, veo los niveles de mi cuenta corriente a principios de mes y al final, a principios de mes y al final. 

Todo eso veo.

Pero sobre todo, veo la evolución de un estado de ánimo, de una manera de vivir una vida que no termina de encontrar un equilibrio; una vida definida por el constante cambio. 

Veo fuerza para subir, cansancio para dejarse caer. Fuerza para intentar ser bueno en algo, cansancio para aceptar la mediocridad. Fuerza para intentar ser feliz en plenitud, cansancio para reconocer que la tristeza es también humana. Fuerza para emprender, cansancio para aplazar. Fuerza para crear, cansancio para sentarse a ver cómo la destrucción forma parte de la realidad. Fuerza para enfrentarse a los miedos, cansacio para dejarse anular por ellos. Fuerza para luchar, cansancio para dejarse llevar...   

Realmente, es la gráfica de un tramo, el más difícil, del Tour de Francia. 

Al ver el esquema pienso en lo que es en realidad y pienso en lo que yo veo en él. 

Y, de repente, se me ocurre que yo hubiese sido una buena ciclista. 

Es agotador, sí. Y hasta resulta a veces frustante. Pero la clave está en la resistencia. Y a eso no me gana nadie. 

jueves, 22 de enero de 2009

Contra la presbicia

Encontré en una web cinco consejos para la presbicia. Yo los interpreté para 'Vista Cansada'.

A saber:


1.- Cerca y lejos.- Hay que mirar muy de cerca para luego alejarse del objeto/sujeto. Si sólo miras a dos palmos, pierdes la perspectiva.


2.- Cambio de enfoque.- Si te pasas demasiadas horas mirando en una sola dirección, "los músculos de los ojos se quedan anquilosados". Así,cuando te quieres dar cuenta, te duele mirar hacia otro lado.


3.- Luz potente.- De noche, hasta las farolas parecen luceros. Es uno de los síntomas de la presbicia: destellos exagerados en cada punto de luz. Los ojos de vista cansada sólo perciben las imágenes en toda su dimensión de día. El sol los regenera.


4.-Al elegir las gafas.- Pruébalas antes de adquirirlas durante unos días. Te pueden gustar, sentar bien e, incluso, puede que creas que tus problemas de visión se terminaron. Pero ¡ojo! Unas gafas mal elegidas pueden producir terribles dolores de cabeza.




5.- Alimentar la visión.- Se refiere a las bolsitas de manzanilla, y de té o rodajas de pepino que se colocan en los ojos para aportarles vitaminas. Las lágrimas (de las que se vende en bote y de las otras) no solucionan nada.




P.D.: Pero si sigo estos consejos, me doy cuenta de que acabo conmigo misma... Me lo pensaré.

lunes, 19 de enero de 2009

Coplillas flamencas (II)


Estas son las cosas
Que me hacen pensar
Que hay que vivir la vida
Que hay que vivir la vida
Y sin descanso, amar


Foto de Rocío Mendoza. 11 de enero de 2008, Granada. 

viernes, 16 de enero de 2009

Pensamientos clausurados



Las monjas usan youtube para promocionar la vida de clausura.

¿Por qué ser Carmelita Descalza?, preguntan en un vídeo con banda sonora de ¡kenillí!, también conocida como la música del dentista.

Y añaden: ¿Qué sentido tiene vivir encerradas por amor a Jesús? 

Lo estaba pensando y, entre alguna pregunta que otra, llegué un 'par' de conclusiones: 

1.- Prometen que si te unes a ellas, te encuentras con Jesucristo. ¡Qué susto, carajo! Yo no sé si aguantaría tal impacto. 

2.- Eso sí, con tamaño acontecimiento, tendría noticias para publicar de aquí a la eternidad.

3.- Estar casada con un tío que tiene tantas esposas, y otras tantas admiradoras, debe ser complicado para el ego femenino. 

4.- Bueno, enamorarme platónicamente tampoco me ha costado nunca...

5.- ¿Las monjas de clausura no hablan? ¿O eso son solo los cartujos? Me asalta la duda y no sé si lo aguantaría. Quizá pueda convencerles de la necesidad de mojarse para votar en este mundo y librarme del voto de silencio... 

6.- Al menos no tendría que ir a comprar ropa y, con el hábito, ni tengo que preocuparme de las tallas porque no se ven los rollitos

7.- Pero me llamo Rocío... y 'Carmelita' me parece feísimo. Además, descalza me pongo mala de la garganta a la primera. 

8.- En el vídeo se ven que cocinan y leen y riegan plantas... Y te prometen que allí hay soledad y silencio... Eso sí me gusta, pero se me queda un poco corto como actividades vitales.

9.- ¿Te dejarán saber qué pasa en el mundo más allá del convento? ¿O la entrega a Dios consiste en no saber qué sucede fuera? Se supone que si salen en youtube tendrán interné...

y 10.- Para entrar en el grupo se requiere, a modo de currículo, tener vocación de madre y hermana, pero advierten que tu fecundidad no te pertenece a ti, sino a Dios. Además tienes que ser el "sostén" de la Iglesia y amar Dios y al hombre en él en el ocultamiento de toda cosa. 

En definitiva, que si me decido a 'enclausurarme' me tengo que llevar un traductor simultaneo porque no entiendo nada.