martes, 8 de diciembre de 2009

lunes, 31 de agosto de 2009

El síndrome fotovacacional

Anoche, noche de insomnio, terminé de leer un libro. Uno de los pocos que últimamente ha logrado captar mi atención más de diez minutos seguidos.
Uno de los personajes habla en un capítulo del motivo de su afán por hacer fotos en sus viajes. Cuando regresaba, decía, siempre podría recuperar una sensación vivida a través de una imagen captada.
A mí también me sucede. Me sucedió con esta foto hoy. Al verla, sentí el sol del atardecer en Lanzarote después de un día entero con mi cómplice en el Papagayo, mirando el mar desde una terraza rústica con una bebida fresca y con el atuendo reducido a la mínima expresión...

Quedan muchos días por (sobre)vivir, antes de poder volver a escapar.
Pero, mientras, siempre me quedarán mis fotos para regresar.


P.D.: Sólo no se fotografía lo que no se quiere recordar


viernes, 28 de agosto de 2009

Becariadas (II)

En una tarde cualquiera, en un periódico cualquiera, de un agosto cualquiera...

La inquisidora pregunta al redactor en prácticas...

- ¿Cómo llevas el reportaje que te encargué hace dos días?
- Bien, bien, contesta asintiendo con ahínco.
- ¿Cuántos testimonios tienes ya?
- Cuatro. Bueno, tres.
- ¡Pero te pedí 15 como mínimo!
- Ya, pero esto es una putada. No es tan fácil, ¿sabes?
- Sí, me hago una ligera idea. Pero no es un asunto espinoso ni demasiado privado...
- Es que hay que asaltar a la gente, ahí, a preguntarles... Y a mí me da vergüenza.
- Pero es nuestro trabajo. También forma parte de nuestra profesión saber cómo preguntar y cómo convencer a la gente para que participe de tu proyecto informativo.
- Bah! Es dificilísimo.
- Bah! Estás hablando con una redactora de sucesos, que ha tenido que tratar de tú a tú más de un asunto muy espinoso...
- Ya, ya, asiente el redactor en prácticas pensando que se ha colado, mientras da un giro a la conversación para advertir: ¡Me voy a pasar una semana escribiendo de Leonard Cohen!, refiriéndose a la visita que el artista realiza a la ciudad próximamente.
- ¿Sí?
- Sí, me lo ha prometido el jefe de Cultura.
- Umm...., ¿y qué vas a contar?
- Pues no sé, escribiré de él.
- ¿Algo nuevo? ¿Algo que no se sepa? ¿O vas a escribir como cuando todos en casa nos ponemos a divagar sobre cuánto nos gusta el vecino del quinto? Si no es nuevo, quizá no sea publicable... No sé, es una opinión...
- Ya veré. Escribiré de él.

Prosigue la conversación alrededor de los diferentes aspectos del personaje, hasta que el redactor en práctias se para y pregunta:

- Por cierto, ¿tú sabes quién es Leonard Cohen?


En ese momento del día, te das cuenta de que ellos sólo ven en ti una inquisidora que pone caras raras al leer sus titulares, que pone cruces a las páginas de un papel lleno de cuadrículas que simulan páginas, que sólo sabe pensar en asuntos que puedan tener un titular vinculado con una sección local, absorbida por las historias mediocres de una miniciudad y sin vida más allá de las cuatro paredes del periódico.

Pero sí, sé quién es Leonard Cohen.

jueves, 27 de agosto de 2009

Delicatessen rumanas

De Rumanía me sorprendió:

Sus monumentos históricos...



La 'innovación' de sus cabinas públicas...



Los expeditivos reclamos publicitarios de sus tiendas...



La inocente sencillez de sus vados para garajes...



Los supermercados transilvanos...



La omnipresente religiosidad...



Su delirante arquitectura sin complejos...



Su sentido de la estética urbana armoniosa...



Los brotes de naturaleza en cada calle (¿asfalto?)...



La alegría a la hora de poner nombres...



El gusto en la decoración de sus hoteles...


Hasta sus librerías...


Y sus 'no coments' a la vuelta de cada esquina...


No se aprecia en la minifoto para la web. Se llama FUNERARIA NON STOP.

Y muchas, muchas, muchas más cosas... Que contaré con más tiempo y más palabras.

Pero sobre todo, lo flipé con una.

CON SU MTV.


miércoles, 19 de agosto de 2009

¿El nuevo periodismo?

En una tarde cualquiera, en un periódico cualquiera, de un agosto cualquiera...

-¿Ese titular es así? ¿Ha dicho eso el protagonista de la historia?, pregunta la inquisidora desconfiada.
-Sí, claro, contesta el redactor en prácticas.
-¿Seguro?
-Bueno, no exactamente.
-¿Qué has cambiado?
-Bueno, no sé... No ha sido así exactamente, pero casi.
-¿Pero es textual?
-Este... No, está un poco cambiado.
-¿Pero qué ha dicho entonces?
-Bueno, en realidad no ha dicho nada de eso.
-¿Entonces?
-Bueno, son anónimos, no han querido dar sus nombres, así que nadie se va a ofender si lo ponemos. No han querido dar la cara...
-¿Es mentira ese titular?
-No exactamente, un granadino lo habría dicho así, pero estaba un poco cortado con tanta cámara y tanta parafernalia. En realidad ha sido más correcto.
-Entonces, es mentira...
-No exactamente. Yo creo que está bien.
-¿Pero es verdad?
-No, pero resume la idea del tema.
-¿Pero es verdad?
-Sí y no, no sé cómo explicártelo.
-¿Pero es verdad que ha dicho eso?
-No, pero lo habría dicho.
-¿Pero es verdad?
-No...
Pausa en silencio

-PUES ENTONCES NO SE PUBLICA! Aunque te parezca increíble, está prohibido mentir en periodismo.

Resulta hiriente tener que recordarlo.

P.D.: Al menos, descaradamente...

sábado, 1 de agosto de 2009

Y punto... y seguido


Vista cansada y yo habíamos dudado de si seguir adelante o suicidarnos. Blogísticamente, se entiende...

Abatidas las dos, ella por su tendencia a no encontrarse mucho sentido a casi nada y yo, por las interminables jornadas laborales que me han secado literalmente el cerebro, hemos abandonado este nuestro blog.

Había sufrido altibajos este espacio de ejercicios (pseudo) literarios, verdades a medias, mentiras ingentes, imágenes con o sin mensaje, canciones con o sin intención... Pero nunca estuvo abandonado durante tanto tiempo.

"Es demasiado personal, mejor que lo cierres", es una de las frases que más ha pesado en una balanza que hoy, sin saber muy bien por qué, se ha inclinado hacia el cariño que le tengo a este extraño mejunje, fiel reflejo del resultado de la mezcla de Vista Cansada y yo misma. Más de dos años... Ahora que estoy a punto de que el niño tenga edad escolar, no voy a renunciar a él.

Han pasado muchas cosas en la vida de "yo". Pero en Vista Cansada, realmente, todo sigue igual. Así que pondremos un punto y seguido a lo que siempre hemos hecho (ella, y yo): "lo que nos da la gana". O sea, seguir escribiendo sobre cosas que se ven, que se piensan, con el objeto de provocar una reflexión.

Eso sí, en esto que ya es un punto de inflexión, advierto: TODO PARECIDO CON LA REALIDAD ES PURA COINCIDENCIA.




sábado, 20 de junio de 2009

Magia y realidad



La saga de J. K. Rowling, lo confieso, me gustó porque me recordó la razón de por qué soy aún una niña no apta para tener idems.

La historia no me interesa demasiado. Pero me acostaba cada noche pensando en ser la dueña de esos cachibaches mágicos que describía el libro con todo lujo de detalles.

Me he sorprendido más de una vez inventando palabras mágicas, probándolas una y otra vez en mitad del salón, esperando a que el desorden se convirtiera en reluciente pulcritud.

Le ha dado vueltas a los bolis del escritorio (la mayoría sin tinta pero con valor sentimental) intentando que una lata de cocacola light volara hasta el sofá en un momento de pereza infinita. (la distancia entre mi sofá y mi cocina son cuatro metros)

Me he quedado dormida imaginando por qué lugares me pasearía debajo de una capa que me hiciera invisible... ¡Qué placer!

También qué lugar de casa elegiría como trasbordador mágico.... Entraría por la nevera, pensaría en el lugar donde quisiera estar y aparecería en él en un instante. Teletransportación diaria y a la carta.

Y cómo no, de qué forma haría desaparecer a más de una persona con un golpe de varita mágica. Eso también lo he pensado en algún momento de ofuscación.

Hoy, no sé si como signo de madurez o qué, he contratado a una persona para que limpie en casa, no bebo cocacola en el sofá, prefiero que se me vea en los lugares en los que estoy para evitar llevarme alguna sorpresa desagradable, para transportarme yo y mis circunstancias compro un billete de AVE y a quien no quiero ver, sencillamente, ignoro.

Pero hay algo en el libro de Rowling que no puedo sustituir con la aburrida realidad. Daría lo que fuera por tener uno de esos cacharritos pequeños colgados al cuello que, en castellano, tradujeron como "giratiempo".

Soy capaz de quedarme una noche en vela, como la de hoy, pensando las maravillas que haría con un aparatito que me permitiera volver una y otra vez, cada vez que yo quisiera, atrás y delante a través del tiempo. Podría estar en más sitios de los que estoy hacer más cosas de las que hago.

Nunca me perdería un concierto por el trabajo. Nunca tendría que olvidarme de una cita por una obligación laboral imprevista. Además, trabajaría más contenta y mejor. Podría volver a disfrutar de noches que nunca olvidaré y días, aunque fuesen pocos, que valieron como años.

Daría vueltas una y otra vez al cacharrito para llegar a tiempo al parto de mi hermana, al cumpleaños de los niños, a la necesidad de compañía de mi madre en un momento de soledad, a compartir un día maravilloso o triste de un amigo... Podría escuchar a alguien importante con un café... Lo giraría y volvería a estar en ese momento terminando un reportaje. Lo giraría y volvería a estar en un momento viajando. Lo giraría y volvería a estar en un momento tumbada leyendo un libro. Lo giraría y...

Eso sí, también pararía todos los relojes del mundo a mi antojo en momentos de plenitud para que estos durasen más de lo que duran...

El 'giratiempo'... Por qué la ciencia no ha inventado algo así...

De existir, los minutos que he empleado en esto me hubieran servido para hacer las maletas, lavar la ropa, preprarar la documentación del viaje que emprendo el lunes, charlar un rato por teléfono... y alguna que otra cosa más.

Hasta que no acepte que lo pasado no vuelve. Y que poder hacer todo lo que deseas en una medida razonable es cuestión de organizazión y de ELEGIR, seguiré siendo una niña.



P.D.: Pero bueno, para no dejar de serlo nunca un poco, voy a darle vueltas un rato a mi 'giratiempo' para teletransportarme con algo de incalculable valor que espero nunca perder -la imaginación- para estar esta noche donde únicamente quisiera estar.

lunes, 15 de junio de 2009

Hay que asumirlo...

Siempre fui una 'friky' musical.



P.D.: Ojo a la frase: ¡invitame a un café y hazme el amor! ¿Hay algo peor que esa frase en el cancionero español.

jueves, 4 de junio de 2009

Humor cáustico

- Mamá, mamá ¿cuánto cuesta casarse?

- No tengo ni idea, hijo; todavía no he acabado de pagar las consecuencias.

Dedicado a Mariquilla

jueves, 28 de mayo de 2009

Aparcado



Por algo le llaman cochecito, carrito en versión suramericana.


Lucca. Mayo de 2009.

Equilibrio



Tepanyaki en alta mar.
Algún lugar del mediterráneo. Mayo de 2009.

Los lunes al sol...



...y los martes, y los miércoles y los jueves y...
Jubilados. Niza. Costa francesa. (mayo de 2001)

lunes, 25 de mayo de 2009

Miradas


"El ojo es el mejor instrumento para ejercer la sensibilidad, debe ser muy triste estar ciego".

Marc Riboud.
Especial en El Mundo.es para mirar sin parar.

sábado, 23 de mayo de 2009

Extremos duros

Yo las critico, pero tampoco es esto. A la red comienza a patinarle el caché!

El sabor de la Toscana





En realidad, el sabor lo guardo en el paladar... (y en la bodega de casa... je)

viernes, 22 de mayo de 2009

Recuerdos

Lisboa está llena de fantasmas...
Por aquí los vi pasar.





miércoles, 20 de mayo de 2009

Dale ahí...

Es obligación de todo 'escuchador' de radio fórmula obsesionarse en alguna época del año con alguna canción pegadiza que te levante el ánimo que la primavera te deja por los suelos.

Yo, este año, me 'moving' con esto.



Ya nos pararemos cuando nos pille la huesúa...

Ala! A darle al moving!

lunes, 18 de mayo de 2009

Contar contigo

Compañera
usted sabe
que puede
contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

Si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

Pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe
que puede contar
conmigo

Mario Benedetti

P.D.: Es mi preferida. No por las palabras "lindas", como diría don Mario. Sino por la filosofía de cómo entiende el amor. Y por otras cosas que no son para contar aquí...

domingo, 17 de mayo de 2009

Relaciones tóxicas

Ya era mayorcita cuando lo conocí. Me creía madura. Pero mi cuelgue con él demostró que no me conocía lo más mínimo.

Comenzó como lo hacen todas las relaciones bonitas. Poquito a poco, con un tonteo que te pone guapa y te hace sonreír en una noche de fiesta.

Pero después de la primera vez, vinieron cientos. Y cuando me quise dar cuenta, me veía en un papel que nunca sospeché haber sido capaz de interpretar: el de la dama enloquecida que afirma sin pudor no poder vivir sin él.

En el fondo, aquella situación no me gustaba... Pero no sé de qué modo, se colaba en mi cuerpo y mi cerebro para anegar todos los rincones vacíos que nunca nadie había logrado saciar. A veces me paraba a pensar en mi frenetismo vital y me decía a mí misma: tengo que pensar en dejarlo ya... Pero siempre hacía lo que más me gusta de este mundo: dejarlo, sí, pero para otro día. Porque bien sabe Dios que me gustaba...

Y así, pasaron muchos años. Y aquello se volvió en mi contra. Ya no disfrutaba, ya me sentía una esclava. Una esclava sumisa que siempre respondía a su llamada.

Me tuve que ocultar por aquella relación maldita. Me hizo perder el tiempo y me sacó el dinero como el peor gigoló. Hasta, como diría Ruibal, por quererlo sin descanso fui una fuera de la ley.

Y quienes me quieren comenzaron a implorarme que lo dejara... A diario, mientras yo no podía dejar de pensar en él, tenía que oír frases de todo tipo:

- "Es demasiado estúpido para ti"

- "Te estás haciendo daño, mírate..."

- "Te ha robado la energía y no puedes pasar sin él..."

- "¿Por qué no vas a terapia a que te ayuden?"

Hoy, después de mucho pensarlo, sigo sin atreverme. Sé que lo dejaré. Pero está claro que hoy no podría. Quizá porque en mi interior no tenga valor para querer apartarlo de mi vida de una vez por todas. Pero sé que llegará el día, por sorpresa como todos, en el que encuentre la energía necesaria para hacerlo.

De hecho, en los diez minutos que he tardado en escribir esto me he fumado dos.

martes, 12 de mayo de 2009

Me quedo con esta



Después de miles de canciones, a mí me sorprendió con esta versión de Los Chichos.
Me quedé con esa.
Otro que no muere, aunque digan que ha muerto.

miércoles, 29 de abril de 2009

Coplillas flamencas (IV)

A todos nos han cantado
en una noche de juerga
coplas que nos han matado.
Es el saber popular,
que encierra todo el saber:
que es saber sufrir, amar,
morirse y aborrecer.


Manuel Machado

domingo, 26 de abril de 2009

Cambio musical

Hace más de quince años éste era mi vals preferido.



Ahora, es este.




Hay un cambio evidente. Pero la esencia -triste- es la misma.
Uno cambia en sus formas, pero no en su fondo.

P.D.: La letra del segundo aquí. Y para quien no conozca a Sibelius, aquí.

miércoles, 15 de abril de 2009

No me toques el papel



Si le llega a pintar en el portátil porque hubiese sido un ciberlector de ciberperiódicos el hostión hubiese sido... UF!


P.D.: Visto en el Pil Pil

martes, 7 de abril de 2009

Yo no soy esa



Cantaba esto hace más de tres décadas.
Y dicen los diarios que Mari Trini murió ayer.
Yo creo que no...
La inmortalidad tiene múltiples formas.
Esta canción es una de ellas.

sábado, 4 de abril de 2009

Cruz y amor

Yo no soy, propiamente dicho, una persona religiosa. Aun así me gustó leer algo de San Agustín en la adolescencia y he dedicado muchas horas a intentar descifrar qué querrían decir las historias del Antiguo Testamento. Con gran parte de la filosofía del Nuevo, lo flipaba directamente.

Pero nunca había leído a San Juan de La Cruz. Lagunas culturales que tiene una.

Y cayó en mis manos hace poco este librito.

Y cuando no puedo dormir, y la neurona no da para concentrarse en una historia, le dedico unos minutos.

Y cuanto más avanzo, más me convenzo de que este hombre no era un santo. O al menos, yo no lo sé.

Yo creo que este hombre, sencillamente, estaba enamorado.

Una prueba:

Esta vida que yo vivo
es privación de vivir;
y así, es continuo morir
hasta que viva contigo;
oye, mi Dios, lo que digo,
que esta vida no la quiero;
que muero porque no muero.

Estando absente de ti,
¿qué vida puedo tener,
sino muerte padescer,
la mayor que nunca vi?
Lástima tengo de mí,
pues de suerte persevero,
que muero porque no muero.

Cuando me pienso aliviar
de verte en el Sacramento,
hacéme más sentimiento
el no te poder gozar;
todo es para más penar,
por no verte como quiero
y muero porque no muero.

Cambia Dios por 'amor' y Sacramento por cualquier sitio... Y 'no muero' por 'no te tengo'

Yo sabría a quién dedicársela.


P.D. Ese hombre era el mismo que dijo allá por el siglo XVI: "El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa ni descansa".

viernes, 3 de abril de 2009

Bocetos y pérdidas


Hace años me pidieron una ilustración de un derviche danzante. Y tardé más años aún en cumplir la promesa de dibujarla. Ayer encontré por casualidad escondido entre los libros uno de los tresmil quienientos bocetos que hice antes de entregar el dibujo definitivo a su actual dueño.

Viendo la prueba y recordando el resultado, creo que estaba mejor este primer intento.

Como casi siempre, parándome a pensar en estas pequeñas cosas, llegué a una nueva conclusión. A veces, el ímpetu y la frescura de la primera vez despreocupada tiene más valor. El descontento por todo lo que se hace te lleva a repetir malas copia una y otra vez buscando una perfección que no existe. Cuando miras hacia atrás, ves que aquella que realmente te llenó con todas sus imperfecciones te la dejaste por el camino. Olvidada e irrecuperable.

O casi.

jueves, 2 de abril de 2009

Talentos

Ayer me enfrasqué en un debate absurdo sobre el talento.
Y andaba dándole vueltas a la idea hasta que la visión de esto que aquí os dejo me quitó las dudas.


Vertigo studio modelling reel from vertigostudio on Vimeo.


Es mi hermano. Y sin maestros. Él solito.

Los cojones de Sonsoles



La esposa de ZP no apareció agarradita del brazo de su ínclito consorte en la cumbre del G-20. Después de que los diarios más reputados del mundo la comparasen con Carla Bruni y esperasen con ansia su aparición en la cita de los poderosos del mundo para comentar su modelito, su elegancia y su glamour, les ha callado la boca a todos con una sonora ausencia.

Se desconoce el porqué del plantón, pero mi vena 'antisistema' -cada día más hinchada- prefiere pensar que el gesto es un modo de tapar la boca a los ilustrados comentaristas del estilo de las primeras damas. Prefiero pensar que es un modo de decir que una mujer, por muy esposa de un presidente que sea, es más que 'la primera dama'. Algo tendría que hacer más importante que cogerse del brazo del presidente y sonreír para la foto. Digo yo...

Ya me dejó el ojo cansado para un mes el hecho de que en la toma de posesión de Obama se dedicaran páginas y páginas de periódicos sobre el estilo de Michelle. Su sastre, el color elegido, el peinado, sus joyas y... hasta sus zapatos. Como si solo fuese un florero. Lo peor es que la crónica rosa 'palo' no iba en su habitual ubicación, sino entre las páginas de política internacional, mezcladas con las galeradas dedicadas al discurso de su marido, sus ideas políticas, sus proyectos de futuro y los análisis sesudos de todo ello.

¿Por qué se sigue tratando a las mujeres como una percha con sonrisa y laca?

Así que, desde aquí, con rima asonante, alabo los cojones de Sonsoles.


P.D.: No jueguen a where's wally en la foto porque no está.

Foto: AFF

martes, 24 de marzo de 2009

jueves, 19 de marzo de 2009

Casas y casas

Las casas de verdad tienen las neveras llenas y la cocina humeante. El saludo en el umbral de la puerta y besos con sonrisa. Una conversación cómplice y una canción eterna de fondo. Risas, llantos, gritos, la vecina que taconea, el teléfono que molesta, el coche que se lamenta en la calle y el gato que reclama en el alféizar se mezclan en banda sonora de vida.

En ellas el sol entra por las ventanas abiertas de par en par para hacer olvidar el leve olor a tierra mojada de los días de lluvia pasados. En las casas de verdad no hace frío: están llenas de un calor especial. Hacia ellas, el camino se hace corto. Porque te abrazan como un refugio donde ninguna mirada ajena se atreve a juzgarte. Porque los ojos que te esperan dentro sólo saben decir que te quieren. O al menos, que quieren cuidarte. Calladas, atesoran proyectos, sueños, sosiego, pasión y... hasta ronquidos. Por ellas no te importa darlo todo... Porque en ellas todo lo tienes.

Pero hay otras casas en las que ninguna voz interrumpe el silencio; la salsa se pega en la sartén y la fría pantalla del ordenador es la única luz triste que inunda la estancia. Casas en las que la calefacción se siente frustrada entre tanto vacío. Huele a nada y el desorden avanza conquistando territorios seguro de que nadie lo frenará porque a nadie le importa.

En esas casas nadie contesta el teléfono. Los fantasmas que la pueblan no se atreven. Ni siquiera las ventanas osan a lucir abiertas. A ellas prefieres no llegar, porque en la calle hay mucho más que descubrir y el riesgo de derrumbe -el psicológico- te hace sentir más seguro a la intemperie. Casas cuya sola posesión te pesa como el peor error.

Yo he vidido en estos dos tipos de casas.
Y sin mudarme.


P.D.: Antes de que mi hermano me llame petarda otra vez, aclaro: es solo un análisis.

miércoles, 18 de marzo de 2009

La modelo inquieta

Antes, utilizaba a mi familia de modelo.
Mi abuela, era una de ellas.
La enfermedad que devora la memoria le hacía tener una expresión de niña en un rostro arado por infinitos años. Me fascinaba.

Hoy recuperé estos contactos.

No se estaba quieta:








Pero cuando posaba, sabía hacerlo.
Eso sí, me hacía gastar todo el carrete hasta que yo lograba dar con la tecla. Esta salió en el negativo número 36. El último.



Siempre que oigo hablar de botox, bisturíes y eterna juventud falaz me acuerdo de su belleza auténtica.

martes, 17 de marzo de 2009

Visión adolescente


Pasé tantas horas esperando el ascensor de mi casa antes de salir, mientras miraba escaleras abajo con mis ojos de adolescente, que cuando me marché decidí fotografiar los catorce pisos que separaban la seguridad de mi hogar de la intemperie amenazante.

Hace poco, esta foto de cámara analógica y revelado en papel en cuarto oscuro cumplió nueve años.

Antes, hace nueve años y más, sólo veía miles de escalones deseosos de que yo los bajara a prisa para 'volar'.

Ahora, con otra perspectiva, me doy cuenta de lo difícil que es regresar, subir para recuperar todo lo que me esperaba cada día en la cima de la escalera.

martes, 10 de marzo de 2009

Ideas para bien


Es de despiste y silencios; de ausencias y respuestas telegráficas. Algo que no deja de molestarte hasta que no descubres que se debe a su mente siempre cavilante, capaz de generar ideas constantemente. Algunas, brillantes.

Es una cualidad valiosa. Pero no es la más importante. Para mí, pensar puede llegar a ser relativamente fácil. Si tienes conocimientos, los compartes, no dejas de empeñarte en aprender, te apasionas con las cosas que te gustan e indagas en ellas y le das unas cuantas vueltas, una idea puede surgir si centras bien el tiro.

Pero lo realmente difícil es ponerla en práctica. Es decir, abandonar el confortable mundo de las ideas para agarrar fuerte a la realidad que te pone a prueba. Salga bien o mal, lo importante es actuar. Porque sin esa adrenalina la vida es plana, triste, gris...

No todo el mundo es capaz de lo segundo. De apostar. Yo, por ejemplo, peco de ello.

Él, no. Y lo ha demostrado.

Oí hablar del proyecto de concurso de las 7 maravillas gastronómicas del Perú promovido a través de una web hace muchos meses. Al principio me sorprendió. Pero conocía la pasión de Ricardo por la cocina (y más si es la suya: la peruana)y vi que la gastronomía era un elemento de identidad importante en su país. Y, a la vez, bonito.

Así, de repente vi que aquél proyecto, que ha compartido con más gente, aunaba internet, viajes, escribir, hablar con gente, sacarle partido a sus conocimientos de periodista de turismo, también a los de hostelería, ahondar en las raíces de un país que critica tanto como defiende con corazón porque es el suyo... Sí. Tenía visos de salir adelante.

Y salió. Entré en la web y me entretuve en mirar las recetas para atreverme a hacer alguna (fue un fracaso, confieso) y reírme con los vídeos de la gente puebla un país que se asoma como maravilloso haciendo sus apuestas.

El proyecto creció y maduró. Y costó. Pero lejos de tirar la toalla por circunstancias poco alentadoras, tuvo su idea, buscó aliados, empeñó su esfuerzo -y otras cosas- y trabajó. Con altibajos -como cualquiera- pero sin cejar. Y todo ello sin ni siquiera tener asegurado 'eso' por lo que el 90% del mundo se mueve: dinero. Él está en el otro porcentaje: el de insólitos.

Apostó y ha ganado la primera partida: ayer pude ver en directo la rueda de prensa en la que participó la ministra de Turismo del país andino para presentar y apoyar el concurso.

Él es así. Si cree en la idea, va adelante con ella hasta el final. Para bien o para mal. Es así.

Esta vez, fue para bien. Y deseo que vaya a mejor.


P.D.: Y pensar que quería matarlo, hace ya más de dos años, cuando lo conocí haciendo una defensa enervada e irracional de una de sus ideas, una rara, rara, rara...

domingo, 8 de marzo de 2009

sábado, 28 de febrero de 2009

Modelos y errata

Me gustó su piel arrugada y tiznada a base de días sin labor al sol. Me gustó su sonrisa franca y unidental. Me gustó su expresión de niño malo con canas. Y le pedí un retrato. Se dejó. Yo me esmeré con la rapidez a la que obliga quien se presta espontáneo, pero receloso. Hay que disparar antes de que se arrepienta y pierda la expresión. Miré la pantallita de la digital y dije. "Sí, ya está". 

Pero cuando la descargué en el escritorio del ordenador y la vi en toda su dimensión: ¡Horror!
Error de base. 

Me acordé de la clase de Paco. Lección número 1: "Ojo con los fondos en los retratos, hay que procurar que el modelo no tenga nada detrás de la cabeza que estropee la escena. A no ser que sea a propósito, claro". 

¿Será posible? El maldito cuadro del bar salió de 'tocado' del modelo. 

¡Yo no vi el cuadro, no podía dejar de mirarle el diente!

Procuero que no me vuelva a pasar. Pero aquél personaje y su sonrisa no la voy a poder recuperar.

Qué frustrante es ser fotógrafo 'aprofesional'.  



miércoles, 25 de febrero de 2009

Criseando

C(u)ri(o)seando... se encuentran chollos. 
Éste, almuerzo gratis, en la carrera de la Virgen de Granada. 

Foto: Rocío Mendoza. Febrero de 2009. 

P.D.: Lo raro es que el bar se llame 'The punisher', el castigador... ¿?

martes, 24 de febrero de 2009

Mirar a los propios abismos es algo que poca gente practica para no ser consciente de lo que realmente es. Mirar hacia otro lado convierte la vida en algo más llevadero. 
Pero falaz. 

sábado, 21 de febrero de 2009

Carácter y mitos

Nuevo episodio, para seguir con la racha, de las personalidades por regiones. Y toca, otra vez, la granaína. Dicen que esta tierra es la cuna de la malafollá o sea, carácter agrio y arisco.

Pero, hete aquí la Mendo, que va a hacer eso que en géneros periodísticos se llama un 'reportajillo' dominguero.
Y me encuentro con Paquita, florista de Bib Rambla. Granaína hasta la médula.

Después de charlar un rato sobre el objeto del reportajillo concluyo: "Va ser que la tierra no lo es todo en el carácter".

Y es que después de aguantarme la tabarra durante media hora y dejarse hacer fotos, me regaló ésta de ahí abajo con una sonrisa.



Y los malagueños...

Además del habla, que defenderé a capa y espada allá donde vaya, hay una característica inconfundible en todos nosotros, los boquerones: somos la cuna de la EXAGERACIÓN

Maleni, también conocida como Mandatela, o sea, nuestra ínclita ministra de Fomento, o Ministerio de Desastres y Tormentos, es malagueña. Y qué duda cabe...

¿Pruebas? Pincha Aquí.  
¿Que quieres nieve? Pues a Siberia
Medias tintas, ni media. 

P.D.: Como también decimos los 'malaguitas', sabe como nadie liarse más que la pata de un romano

P.D.2: En la foto, otro de nuestros signos. El grito desafiante y chulesco al más puro estilo 'merdellón'.

viernes, 20 de febrero de 2009

Comprender 'lo granaíno'

No hace mucho me contaron un chiste que, la verdad, como decimos por aquí abajo, es pa 'descohonarse'..

El chiste:

"-¿Cómo se dice NO en granaíno?
- Sí, y una poooooolla"


(nótese la vocal prolongada y abierta en el acento de la ínclita palabra )


Conclusión:

Cuando un granaíno te diga SI, al loro con la coletilla. Puede ser NO.

P.D.: Los no granaínos (o adoptivo, como yo) no comprenderán lo que aquí se dice... 'una polla'... o sea, nada.

jueves, 19 de febrero de 2009

Échame la culpa...



...si te sientes mejor.

P.D.: Nunca comprendí por qué no le devolvió el hostión.

lunes, 16 de febrero de 2009

Vientos


"Ningún hombre conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse por ser bueno. Sólo podrás conocer la fuerza de un viento tratando de caminar contra él, no dejándote llevar". 

No sé quién es el autor...

Foto: Rocío Mendoza. Suelo de la plaza de Los Descubridores de Lisboa. 

domingo, 15 de febrero de 2009

'Me cachis'

Me pasé el sábado día 14 de febrero cantando esta de Tonino Carotone para alimentar definitivamente mi personaje de Mr. Scruch. De vuelta a la red, aunque con un día de retraso, he pensado en colgarla. Me disponía a ello cuando me he dado cuenta de que 'alguien' ha vuelto a pisarme la idea. Pero, a diferencia de otros pisotones anteriores, esta vez no me corto y ejecuto mi idea. Tarde, como siempre. Pero, a diferencia de otras ocasiones, esta vez tengo testigos de que no es un plagio. 

viernes, 13 de febrero de 2009

Búscala

Pensaba que se llegaba hasta ella a través de un camino, si cabe, espiritual. Y sé que hay quien la busca y nunca la encuentra.
Hasta que me topé con este cartel en una calle cualquiera del centro de Granada.

La fotografía que sirve


No es una escena de guerra. Aunque lo parezca. Es un agente de la policía norteamericana, armado, que se asegura de que una familia en la ruina ha desalojado una vivienda por no pagar su hipoteca. 

Es la ganadora del premio World Press 2008. Aquí, todos los ganadores en otras categorías.

La fotografía que sirve, la que muestra lo que otros no vemos, la que te enseña otro mundo que no es el tuyo y que te ayuda, a la vez, a comprenderlo y conocerlo... Ésa es la que que gusta de verdad. La que me cuenta. La que denuncia y abre la mirada para sacarnos de nuestro micromundo. Y sobre todo, para, aunque sea por un día, aniquilar nuestro maldito 'ombliguismo'. 


¡Viva María!


Para los estudiantes sin habilidades culinarias.
Para los trabajadores sin tiempo para cocinar.
Para los 'desastres' que no cuentan entre sus prioridades hacer la compra.
Para aquellos a quienes la soledad les desmotiva para esmerarse en el almuerzo.
Para los amantes de darse un capricho a la semana.
Para quienes viven en la urgencia.

¡VIVA MARÍA!

Está en la calle San Jerónimo de Granada. Una sonrisa y comida casera para llevar en un 'plis-plas! "Hasta la masa de la lasaña la hago yo", proclama.

Con el delicioso sabor de su cocina aún en la boca, escribo esta entrada para invitar a quien le apetezca. Lleva tres meses abierta, a dos pasos de la Catedral. Así que... ¡larga vida!

Y si vives cerquita, te la llevan a casa: el teléfono 627755856.


P.D.: Ya era hora de que colgase en este nuestro blog una entrada que fuese prácticamente práctica.

Quiso ser...

Desestructuraba las piezas del Tente destinadas a un barco para, en su cabezonería, diseñar casas

Se enredaba con los hilos de cobre por la noche hasta que, ¡eureka!, el circuito electrónico obedecía a sus interruptores caseros. 

Intoxicaba a la familia con aromas de aguarrás sobre una paleta que nadie entendía y que, realmente, nunca le obedeció. 

Aprendió a medir la luz con un fotómetro de selenio en una cámara de los años 70, con la que había que enfocar calculando la distancia a 'ojímetro', para someter a intensas sesiones fotográficas a todo lo que se movía. Y lo que no, también. 

Se escapaba por las tarde a casa de su amiga para verla estudiar piano y, de paso, que ella le ensañara. Todas las niñas lloraban porque no querían ir al conservatorio. Ella, porque no podía ir. De mayor, ya sólo pudo intentarlo...

Rogó hasta agotar los argumentos para enfundarse en un traje de flamenca y taconear en los saraos del colegio aquellas maravillosas coreografías infantiles. Finalmente, sólo consiguió que la dejaran ir de espectadora para luego aplicarlo a su modo en casa. Y casi sigue igual...

Cantaba hasta desgañitarse las coplas que oía por ahí cuando encontraba un momento de soledad en la terraza. Nadie la ha oído nunca.

Casi siempre insomne, torturaba la máquina de escribir (aún no había ordenador en casa) para describir, relatar, inventar y, siempre, soñar. 

Montába divertidos programas de radio en la cocina de casa con un radiocasete y un aparatoso instrumental para hacer efectos especiales.

Hasta puso una librería en el parque. Nunca vendería sus comics, pero, con ayuda de sus cómplices, los alquilaba a módicos precios (un duro la lectura completa del ejemplar) que luego invertía en chucherías. Era el mejor modo de no tener que pedir dinero a los padres. 

Quería ser demasiadas cosas. Y sus mayores le decían que podría ser lo que ella quisiera, pacientes con su 'veletismo' natural. 

Entonce, creció y se dio cuenta de que quiso ser tanto que ya era tarde para ser de verdad algo de lo que quiso ser.   

Por eso ahora creo que se dedica contar lo que hacen los demás

martes, 10 de febrero de 2009

El periodismo en 1932

Una compañera del periódico -entre lágrimas, no sé si de llorar o de reír- me ha pasado esta joya periodística que data de 1932. No tiene desperdicio. Así se publicaban los sucesos y así se trataba a la mujer. Empezando por el titular...


CONCEPCIÓN TIENE CELOS

"Ayer mañana, en un puesto del mercado de San Agustín, propiedad de Concepción López, en el que se hallaba comprando una agraciada joven, llamada Timotea García, y otra mujer, ocurrió un incidente, que pudo ser mayor si no intervienen pronto unos transeúntes.

Al marcharse Timotea del puesto, la otra mujer que allí había, le dijo: “Esa es la que camela a tu marido”... y no hizo falta más. Concepción perdió la vista, abandonó el puesto y adquirió más fuerzas. Salió tras de la muchacha y cuando le dio alcance, por toda explicación le echó mano al cuello apretando tanto que, a no ser por mediar algunos transeúntes, la deja con la lengua al aire libre.

Timotea, que tiene salero, les contó a los guardias número 19 y 42 lo ocurrido, y aunque la creía su contrincante en amor, le encargó antes de soltarla, que se guardara mucho de pasar otra vez por allí. Ella se presentó con la pareja en el puesto y, muy valiente, le dijo a la vendedora: “Para que vea, no me asusta pasar por su puesto; aquí me tiene y nos la vamos a llevar a usted”.

Y los guardias, subyugados por la belleza de la joven, presentaron a Concepción para extender la correspondiente denuncia".


Número 32 de IDEAL, página 4. Miércoles 15 de junio de 1932


Literal. Lo juro.

Madres

Si el periodismo puede ayudar a gente ignorada por la administración, por mucha ley que les ampare, es cuando me gusta formar parte de esta profesión. 

Espero que sirva de algo. 

lunes, 9 de febrero de 2009

Coplillas flamencas (III)

¿para qué me preguntas 
qué viento corre,            
siendo tú la veleta          
y yo la torre?                 
¡malhaya sea la persona                 
que a mí me enseñó a querer,  
que estaba yo en mi sentío            
y ahora me encuentro sin él!" 


Eres como veleta, del disco Sacromonte. Enrique Morente. 

P.D.: Cuando solucione mis problemas técnicos, colgaré el audio. 

Bueno, ahora sí ya tenemos audio...