lunes, 8 de diciembre de 2008

Venenos

El tabaco es un veneno.
La cocacola es un veneno.
Otras drogas son un veneno.
La contaminación es un veneno.
La comida es un veneno.
Las ondas electromagnéticas son veneno.
La vida sendentaria es un veneno.
El trabajo es un veneno.
El insomnio es un veneno.
Y la vida, el peor.

Hoy pensé:¿Cómo sobrevivo?
Y me percaté de algo desagradable, pero cierto, que había olvidado.
Si lo llevas ya dentro, como las serpientes, no mueres.
Matas.

11 comentarios:

Manu dijo...

pelín belicosa, no? ;)

Rocío Mendoza dijo...

Es solo un juego de palabras tonto más.
Saludos Manu.

winagre de mansana in corpore sano dijo...

...y cualquier veneno tomado en pequeñísimas dosis es una droga....

Flanagan rumbero dijo...

Dame veneno

Paco Elvira dijo...

¡Ufffffffffffff!
Tras leer tu respuesta a Manu.

white dijo...

pues nos pasaremos al bando de los que muerden. Saludos

María Ruiz dijo...

Existen venenos muy dulces que, aunque maten, lo hacen poco a poco. La prisa nunca es buena, ya sabes. Disfruta. bsos Mendo

fmop dijo...

La vida es un largo naufragio del que nadie se salva. Muchos alacranes mueren con su propio veneno. Y hay venenos, que no probé, pero dicen que son dulces.

Gonsaulo Magno dijo...

Precisamente las vacunas son eso; tener una pequeña dosis del virus para hacerse inmune a él.

Quizás sea una solución...

Feroz dijo...

Además, tú misma lo dijiste, el "plan B" tiene muy mala pinta..

Anónimo dijo...

En un cuartito los dos,veneno que tú tomaras, veneno tomaba yo.