sábado, 8 de noviembre de 2008

Que maten al publicista (II)

Mi acritud con respecto a algunos anuncios que dije en otra entrada que iría exponiendo aquí no cesa.

Este caso va de radio.

Se trata de una cuña en la que habla un tío que dice estar muy estresado con su vida y está cansado para todo. Hasta para follar. (¿esto es un taco?)

Y ha encontrado el remedio perfecto en un frasco que se llama Energisil.

Tiene una voz que me hace imaginarlo insulso, enclenque y con horchata en las venas. Uno de esos que creen que 'sexapeal' es el título de una porno y que la pasión es aquello tan malo que le pasó a Cristo.

El caso es que para repugnarme el oído va y grita con tonito pegajoso en la cuña de radio:

-"Oye, churri. Perpárate esta noche que me he tomao un Energisil".

Tal cual. Lo juro.

Para colmo, una voz de travestorro que parece ser que corresponde a la churri aprueba:

-"Ese es mi Paaaaacoooo".

Quizá no he sabido describirlo bien, en toda su dimensión. Pero si lo oyen... Pa-te-ti-co, que diría Tamara la mala.

Yo no sé si la gente comprará más el Energisil gracias a este anuncio. A mí me dan ganas de ir a la farmacia. Sí. Pero para comprarme un antidepresivo.

1 comentario:

Juan Jorge dijo...

anda que no nos hemos reído un amigo y yo gracias a este anuncio, pues que sepas que también está la versión gallega, no sé cual es mejor!!jajajajja!!