martes, 1 de abril de 2008

Adivinanza sin respuesta



Esta es la imagen completa. Había que ponerla ya. Es un mendigo, un pedigüeño, un sin techo, como lo quieran llamar. Pero podría ser pescador, cura rojo, cantaor, argentino o granaíno o haber vivido miles de vidas diferentes.


Con la adivinanza sólo quería decir precisamente eso, que podría ser cualquier cosa. Pedir no es siempre la condición de una persona.


Su historia, la que cada uno de ustedes sean capaces de inventar.


Fin.

1 comentario:

María Ruiz dijo...

Jugué con ventaja y ni por esas. Al final, puede que ganáramos todos, porque este pescador de limosnas pudo haber sido cualquier otra cosa antes. Buen juego Mendo.