domingo, 27 de abril de 2008

Las palabras las carga el diablo

Elegí Vista Cansada para titular este blog. Y lo hice con un sentido figurado.

Después de muchas 'miradas' aquí escritas, hace unos días visité al oculista. Quería que alguien científico me dijese que las manchas negras que veo y los destellos en la noche no eran fruto de mi visión siempre distorionada de la realidad.

Y el batablanca, entre otras cosas, 'dixit': "Usted tiene un ojo vago".

En definitiva, con las palabras no se juega. Las carga el diablo.

P.D.: Ahora entiendo por qué ando seca de historias para contar... ¡Si no las veo!

viernes, 18 de abril de 2008

Ni p. gracia


La comidilla de estos días: En el nuevo Gobierno de Zapatero hay muchas mujeres. Para algunos, demasiadas.

El ilustre diario local de Granada, La Opinión, publica el chiste que acompaña a esta entrada del blog al hilo del debate nacional. Una viñeta que esconde la estupidez de algo que muchos piensan y pocos dicen.

A mí no me hace ni p. gracia.
Será que cada día tengo menos sentido del humor.
P.D.: Ojo al matiz "ciertos" ministerios...

miércoles, 9 de abril de 2008

Violencia con etiquetas

El lenguaje que a veces utilizan las agencias de noticias es tan calcado al idioma que han creado las administraciones, políticos, policías o jueces que a veces es difícil descifrar qué quieren decir con lo que escriben. Hay muchos ejemplos (miles) que si la paciencia me lo permite iré recopilando.

La última grandeza del idioma que me encontré ayer me ha dejado un poco patidifusa. Informaban los compañeros sobre un informe realizado por el Instituto Andaluz de la Mujer sobre su actividad. Y el terreno es pantanoso. La tragedia que viven miles de mujeres en este país estando sometidas a la violencia -física y psíquica- de sus parejas es un fenómeno que recibe muy diversas calificaciones: "violencia doméstica", "violencia de género", "violencia machista", "terrorismo doméstico", etc.

Estoy segura de que todas tienen matices, pero yo siempre dudo a la hora de elegir una y siempre tengo la sensación de estar equivocándome.

Para terminar de engordar mis lagunas, un texto de ayer de la agencia Efe decía: "Los casos de malos tratos a mujeres han disminuido un nosécuantos por ciento, pero los de violencia machista han aumentado otro nosécuantos por ciento".

¿Cuál es la diferencia? Yo no entiendo nada. Así lo dijo la responsable del informe y así se transcribió. Y no se explica en el texto, claro está.

Sin ánimo de criticar y sin que sirva de precedente. ¿Alguien lo entiende?

Estoy segura de que alguien me podrá sacar de la duda.



P.D.: Otra sin ánimo de criticar. Y con más dudas aún. Ayer, en un titular de la agencia Europa Press denominaron "individuo harapiento" a un hombre que fue hallado muerto en el campo y que resultó ser un enfermo mental perdido. ¿Está bien eso? Si nos atenemos a la literalidad, puede. Pero...

sábado, 5 de abril de 2008

Ser sin estar

Es difícil tocar lo que deseas y resignarte a perderlo con la esperanza infantil de poder recuperarlo.
Es difícil imponer el orden donde nunca tuvo cabida.
Es difícil compartimentar el cerebro para ordenarle que te haga actuar de forma precisa y oportuna en cada momento.
Es difícil sentir y no saber expresar.
Es difícil estar loco y comprender.
Es difícil sonreir en la contrariedad.
Es difícil resignarse a los días sin sorpresa.
Es difícil correr sin meta.
Es difícil ser racional con un corazón caliente.
Es difícil caminar solo.
Es difícil dormir sin soñar.
Es difícil esperar, sin más.
Es difícil ser, pero nunca estar.
Es difícil.
Pero sólo las empresas difíciles me mueven a la total entrega.

martes, 1 de abril de 2008

Adivinanza sin respuesta



Esta es la imagen completa. Había que ponerla ya. Es un mendigo, un pedigüeño, un sin techo, como lo quieran llamar. Pero podría ser pescador, cura rojo, cantaor, argentino o granaíno o haber vivido miles de vidas diferentes.


Con la adivinanza sólo quería decir precisamente eso, que podría ser cualquier cosa. Pedir no es siempre la condición de una persona.


Su historia, la que cada uno de ustedes sean capaces de inventar.


Fin.