domingo, 20 de enero de 2008

Tiempo y dinero

Yovoy es una iniciativa de tres desempleadas que le dieron vueltas al mercado actual para encontar un hueco que hacerse en internet con un negocio. Y lo encontraron esa maldita característica de la sociedad actual en la que todo el mundo hace mil cosas y nadie tiene tiempo para nada. Hacen colas en las administraciones, la compra, buscan objetos especiales en las tiendas, se encargan de la mudanza, las facturas... Asumen las responsabilidades ajenas a cambio de unos 30 euros.

Yovoy es una idea brillante. El negocio funciona (sólo en Madrid, por ahora). Me lo comentó La Ruiz.

De madrugada me sumé a su admiración por la idea. Ahora, por la mañana, le estoy dando vueltas y veo que la vez es deprimente. No la idea, sino que realmente funcione este tipo de empresas. ¿De qué manera vivimos? No sabemos ponerle coto a las responsabilidades y trabajos que asumimos, a lo que podemos y no podemos hacer para asegurarnos un mínimo de bienestar. ¿Realmente estamos empujados a vivir así o es que no sabemos elegir?

Yovoy es un recurso para gente sin nada de tiempo y mucho dinero (que obtendrá empleando todo su tiempo) para gastar. En fin: ¿preferimos más dinero o más tiempo?

Nadie dijo que elegir fuese fácil.

3 comentarios:

Isabel dijo...

Hola! Hace tiempo leí algo parecido, en realidad lo contrata una empresa para todos sus trabajadores, ya que por lo visto le sale más barato contratar esto que el absentismo laboral. !Hasta te llevan al abuelo o al hijo al médico! eso sí, una persona cualificada que hará todas las preguntas pertinentes y te lo transmitirá después de forma eficaz, se me pusieron los pelos de punta… no digo que para renovar el carné no pueda mandar a alguien, pero hay cosas…

Paco dijo...

Joé, qué peaso de idea... La vida que llevamos es muuuuuu triste...

María Ruiz dijo...

Es lo de siempre: si trabajas para tener mucho dinero, no tienes tiempo para gastarlo... y si te sobra tiempo, casi siempre es porque no tienes un trabajo que te de dinero que gastar. Menos los funcionarios -o semi, como yo- que tenemos cuarto y mitad de las dos cosas. Se sigue notando mi época a la expectativa, eh!!!!! bsos