viernes, 2 de noviembre de 2007

Una ventana


Otro lugar al que regresar con sólo abrir una ventana, no de la imaginación, sino del apartado cerebral del recuerdo.

Las cuatro paredes impuestas asfixian. Pero mis viajes me permiten evadirme...
Es una imagen robada a un día otoñal en la playa de Santa Justa. En Cantabria.

Mientras recuerdo llega inevitable una banda sonora. 'Sur le fil' ('En el alambre', algo así como en la cuerda floja) de Yann Tiersen. Aquí dejo una interpretación especial del maestro del violín electrónico.



Compartiría otro aderezo del recuerdo imprescindible en la escena... Ese olor a mar... Pero es imposible.


Nadie dijo que internet fuese perfecto.

4 comentarios:

Flanagan atento dijo...

Para abrir ciertas ventanas, hay que tener ese par de ojazos.

Anónimo dijo...

pulakes mendoza???

Anónimo dijo...

puñales mendoza??? ese era el mensaje que queria escribir. un mal dia, sin duda

Iván dijo...

Es verdad que los viajes ilustran y abren la mente y los sentimientos, sin duda, la ventana de una mirada te invita a viajar y descubrir paisajes nuevos y enigmáticos.

Sigue por favor alimentando nuestra mente con esas imágenes y palabras.

Gracias