miércoles, 17 de octubre de 2007

Mejor reírse...

La tecnología punta, a veces también resulta ser tecnología puta. Esta noticia de la agencia Efe no tiene desperdicio. Es lo que yo digo... si es que al final es mejor reírse porque nunca se sabe qué sorpresita trae la vida.
Eso sí, tras leer esta genialidad, me reafirmo en mi idea: creo que el diablo se ríe de más de uno con estos inventillos que ha puesto al alcance de los débiles mortales.



UN MATRIMONIO SE DIVORCIA TRAS VOLVERSE
A ENAMORAR EN UN CHAT





La pareja estaba en crisis y ambos encontraron un nuevo amor
en Internet pero en realidad eran ellos mismos

Belgrado (EFE).- Un hombre y una mujer que entablaron contacto por Internet y se enamoraron tras intercambiar unos pocos mensajes electrónicos, eran en la vida real pareja, pero sus problemas matrimoniales les hizo buscar un alivio virtual, precisamente lo que les llevó al divorcio.

Según informa hoy martes el semanario serbio "Zabavnik", los dos no podían imaginarse la vida sin el apoyo que se daban el uno al otro "chateando" sobre los problemas que sufrían. Él empezó a llamarla "Azúcar" y ella a su pareja virtual "Príncipe de la satisfacción".
Cuando la relación se volvió lo suficientemente seria, decidieron encontrarse, pero la reunión disipó la ilusión, ya que resultaron ser la mujer y el marido que a diario tenían graves disputas y en la práctica de ninguna manera se denominaban con nombres cariñosos. Inmediatamente decidieron divorciarse alegando el engaño matrimonial como motivo.
El semanario asegura que se trata de una pareja de la ciudad central bosnia de Zenica e indica que se debería plantear ante los psicólogos por qué una pareja se lleva excelentemente por Internet y mal "sin el ordenador".
.....................................................................................................................................................................
El gran Jorge Drexler dedica una canción a este asunto en su último disco. Parece que está de moda el tema. Aquí la dejo para el que quiera escucharla...

11 comentarios:

Phranet dijo...

Me recuerda al guión de la película "Tienes un email" de Tom Hanks, Meg Ryan.

Rocío Mendoza dijo...

Yo creo que aquella patética película se quedaba corta no? Este caso sí que es la monda!

Anónimo dijo...

cada vez que drexler cantaba esa canción mientras buscábamos una cerveza (tú un vino, que no te gusta la cerveza) te avisé del riesgo de las nuevas tecnologías. Al final, volvemos a lo tradicional. Y DEJA EL ORDENADOR, Q NO TE VIENE BIENNNN

Ricardo dijo...

Creo que es al contrario. Este buen blog demuestra que los ordenadores le vienen bien a mendoza.

Iván dijo...

Es verdad que todas las nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación tienen sus ventajas pero jamás supererán a la comunicación cara a cara.

El chat, los blogs, los celulares y los mensajes vía electrónicas nos permiten establecer contacto con persones de otras latitudes, pero creo que no permiten el conocimiento.

Es muy atinada tu reflexión y mientras tanto, a reir, pues de no ser gracias a este adelanto, no tendría la oportunidad de leerte.

Rocío Mendoza dijo...

Oye Anónima... Te recuerdo que el accidente de coche lo tuve un día después de haber escrito este post. Así que cuando me pides que DEJE EL ORDENADOR QUE NO ME VIENE BIENNNN, aclara bien los motivos, mujer, que me confundes al personal. Ya sé que lo dices por el cuello, por el golpe que he tenido, pero parece que es por el tema del post. ¡¡Ya te vale!!


Y a Ricardo, como siempre, estoy deacuerdo contigo. Esto me viene muy bien! Nice to see you here! ¿así? ;-)

Bueno, esto es lo último que escriba hasta que el médico me dé el alta. Voy a drograrme un poquito a seguir en el sofá. Saludos a todos!

Flanagan listillo dijo...

La historia es genial, y podría haber pasado con amores por correspondencia del siglo XIX o con Internet. Cambia la velocidad pero los hechos son los mismos de siempre.

fmop dijo...

Como el del ramito de violetas. Las relaciones de tanto usarlas se gastan. Y ya se sabe que la tecnología la carga el diablo.

Anónimo dijo...

llevas razón, debí especificar un pelín más lo de la conveniencia de tu blog. ya sabes que ahora te vigilo desde lejos, y eso me gusta. lo aclaro, LO DECÍA SÓLO POR EL CUELLO. bsos mil y cuidate muuucho

Isabel dijo...

Lo que le pasaba a esta pareja es que tendrían muchas cosas en común para quererse y llevarse bien, pero luego va la convivencia diaria y choffffff, se lo carga todo... y si no hay convivencia también malo, total que no se sabe que es mejor.
Un besote

Rocío Mendoza dijo...

Sí, Isabel... Las contradicciones. Las cosas nos valen o no nos valen, en función de lo que realmente queremos. Estar seguro de esto último es lo realmente difícil. Un beso.
P.D.: Mi cuñado apunta: "Tienes un email" está basada en un clásico que se llama "El bazar de las sorpresas". Dice que es más bonita y mucho mejor. Habrá que verla.
Besos