domingo, 22 de julio de 2007

Los jueces y la 'surrealidad'

Hay algo que me ha dejado los adentros inquietos con esto de la portada de la revista satírica El Jueves, que fue ‘secuestrada’ esta semana por atentar contra el honor de la Familia Real española con la caricatura de la portada. Media España ya ha opinado sobre si la media era procedente o no (no se secuestra una publicación desde 1977 en España), si atenta contra la libertad de expresión, sobre la grosería de la ilustración, de si es que la Corona es intocable o no…

El caso es que a mí lo me inquieta no es el dibujito. La verdad. Ver una caricatura del principito tirándose a su mujer, alias ‘La Leti’, no me rompe ningún cimiento moral. (¿Los de sangre azul cómo se reproducen entonces?) Tampoco el chiste escrito, en el que el Príncipe dice que si Zapatero le da 2.500 euros por dejar preñada a la periodista convertida a alteza será lo más parecido a trabajar que ha hecho en su vida. Aquí sobran los comentarios.


Me alucinaron otras circunstancias de la resolución judicial. A saber:

1.-La revista se pone a la venta los miércoles. La orden de ‘secuestro’ que ordenaba su retirada de todos los puntos de venta fue emitida en un auto judicial el viernes. ¿Resultado? Ya se habían agotado los ejemplares en media España. ¿Estaba de descanso el juez o le dieron las dos de la tarde (fin de jornada) cuando tenía que resolver, no lo tenía claro y lo dejó para el día siguiente? Luego dicen que la Justicia en España ha mejorado mucho su histórica lentitud. Ya.

2.- En el sesudo auto, engalanado con la verborrea ininteligible que suele acompañar a las resoluciones judiciales, ordenaba la incautación de los moldes de la publicación. ¿Moldes? ¿En qué siglo vive el juez? Ya no existen moldes, todo está digitalizado. Como decía el dibujante en una entrevista con El Mundo: “Como no me corten la mano…” Ya puestos, podría haber ordenado encadenar la linotipia. Esto solo me reafirma en una de las conclusiones obtenidas tras muchos años haciendo periodismo de tribunales: “Algunos jueces viven en una realidad paralela, aplican leyes sobre circunstancias que jamás habrá visto en directo o conocido en sus carnes”. Eso sí, hay excepciones y muchas, afortunadamente. Pero el famosillo juez Del Olmo ha hecho flaco favor a sus colegas de carrera.

3.- La figura judicial del ‘secuestro’ de una publicación es antigua. La mayoría de estas retiradas masivas de publicaciones que supuestamente atentaban contra el honor o la integridad moral de algún personaje (siempre público, por supuesto) estaban relacionadas con Franco. Sí, aquel dictador español con voz de pito. Entonces, la retirada de los quioscos de la publicación podía tener alguna utilidad. Pero hoy… ¿El juez Del Olmo no sabe qué es Internet? ¿La red es para él eso que se ponen las señoras en la cabeza para que no se les estropee el peinado cuando se van a dormir? Una vez ‘secuestrada’ la publicación (me imagino preguntando a la policía quiosco por quiosco…) la portada de El Jueves fue la imagen más vista en internet de ese día. Hasta la página web de la publicación se saturó de tanta visita. La reprodujeron los dos periódicos nacionales en sus ediciones online (El País y El Mundo), sin contar con los telediarios de medio mundo. ¿Qué demuestra esto una vez más? Que la libertad de expresión y el control de contenidos no se ‘secuestra’ tan fácilmente. Y en la red, mucho menos.

4.- Cándido Conde Pumpido, el jefe de los fiscales de este nuestro país ha dicho: “La medida no perseguía que no se visualizara la portada”. Se supone que en respuesta a lo que medio país opina, esto es, que la medida judicial no ha hecho más que darle mayor difusión a la supuesta tropelía. Entonces, si un ‘secuestro’ no persigue eso… ¡¡¡¿DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO?!!!!

5.- Conclusión: Si como dice Pumpido, de lo que se trataba era de aplicar la Ley, dejen de marear y apliquen de paso el sentido común. Si la portada atenta contra la legalidad establecida en este país, que le abran un procedimiento judicial a los directores de la publicación y los sancionen, si así lo manda el Derecho, como han hecho en otras tantas ocasiones con otras tantas publicaciones. Pero que dejen de incautarse de moldes, por favor, que no es serio. Es como empeñarse hoy día en cazar con lanza mamuts en vez de ir al mercado a comprar un filete. Un poquito de actualización en las altas esferas judiciales, por favor.


P.D.: Ya sé que no es un análisis serio y sesudo de la cuestión. Que lo merece, y mucho. Pero como este país es un puro cachondeo, yo me quedo con la risa.

9 comentarios:

Isabel dijo...

Cuando hicieron unas caricaturas de Alá y protestaron sus creyentes, muchos pensamos, puf, esta gente todavía es que vive en la edad media, no entienden lo de la libertad de expresión.
Pero ahora con este secuestro… nosotros parece que vivimos en la época de los señores feudales, hay intocables sobre los que no se puede hablar ni te puedes reir de ellos, Alá por lo menos tiene la categoría de Dios para muchas personas.
Pero estos dos ¿qué son?, “príncipes”, hasta pensarlo me da risa, son solo unos que han nacido con una estrella en el culo, lleno de privilegios al parecer porque su padre contribuyó un día a establecer la democracia en España.
Yo como ciudadana le estoy muy agradecida tanto Juan Carlos de Borbón, como al resto de personas que trabajaron por una España democrática, pero de ahí a no poder hacer una caricatura de ellos… No son dioses.
Por cierto yo también pediré los 2.500,00 €

Rocío Mendoza dijo...

La Corona dice, en un comunicado oficial, que se desvincula de la decisión judicial posterior a la petición del fiscal. ¿Se lo cree alguien? Cómo me gustaría saber la opinión de 'La Leti'... ¿Le quedará algo de periodista?

Phranet dijo...

Deberían haber sancionado y no secuestrado, entre otras razones porque el término en sí tiene ciertas connotaciones totalitaristas y además, "sancionar", no llama la atención; "secuestrar", convierte al número en sí en un artículo de coleccionista sin contar con el flaco favor que dicha decisión ha tenido en la difusión de esta revista.

Rocío Mendoza dijo...

Y tanto! Un artículo de coleccionista que, según he leído hoy, ya va por más de 150 euros en Ebay. ¡Cuánta torpeza!

fmop dijo...

El esperpento es una pieza clave nacional del cual la Justicia hace gala en innumerables ocasiones.

SöRn dijo...

Rocío, me interesó tu post, al que se remite JJ. Pérez en Interurbe.com Allí mismo, detrás del suyo, he dejado un mensaje intentando dar mi opinión, aunque no sea periodista ni nada. Como es muy largo, y por si te interesa te lo enlazo http://interurbe.com/foros/index.php?topic=89.0

Un saludo, y mucho ánimo con tu blog, está muy bien.

SöRn.

Rocío Mendoza dijo...

Sörn, aprendí mucho con tu entrada en el foro de Interurbe. No me pude resistir a escribir unas líneas. Le pedí a JJ Pérez que lo introdujera allí porque también es un poco largo. Gracias por tus aportaciones. Seguimos en comunicación. Y como dijo al final de mi contestación: ¡Viva el debate!

Rocío Mendoza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafael del Barco Carreras dijo...

!UN PEDERASTA ANDA SUELTO!

¡ES VOMITIVO!



Rafael del Barco Carreras



¡Un pederasta anda suelto! Los que hemos sido empresarios sabemos que aplicando la FILOSOFÍA LABORAL que reina en la Administración Pública, la JUSTICIA, nuestra empresa hubiera QUEBRADO, o sea, todos a la CALLE. Es la gran diferencia, ¡y viene de siglos!, entre las decenas de millones de españoles que trabajan con el sudor de su frente, EMPRESARIOS Y TRABAJADORES, y los que lo hacen para el ESTADO. Simplemente es el Franquismo, lo de siempre, el Funcionariado no trabaja, FUNCIONA, ¡a su aire!. Y todos sabemos que sin un mínimo de disciplina, exigencia, sana ambición y entrega por ambas partes ninguna empresa humana consigue sus objetivos, y esa PROPIEDAD DEL CARGO O DESTINO cuando tras las “oposiciones”, entre comillas, se encaraman a la FUNCIÓN PÚBLICA convierte esa función en un chollo para el propietario y la mayoría de las veces en una pesadilla para el que pretende el SERVICIO PÚBLICO.

Los PROGRES CATALANES que ganadas las elecciones a la Generalitat metieron las narices en la ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, sentenciaron que aquello era un desastre, el 30% de abstenciones laborales, eso… y que en la propia Generalitat había una larga lista de gente que nunca apareció por su lugar de trabajo, que nadie conocía. Pero ¿hubo despidos masivos? ¡Ni hablar! Todo sigue igual.

Yo estaba entonces en prisión y entre las absurdas esperanzas creí que se me agilizarían algunos de los eternos expedientes… y salí siete días después de cumplir la totalidad de la condena. El socialista juez de Vigilancia Penitenciaria Joseph Lluis Albiñana Olmos, primer presidente de la inicial Generalitat Valenciana, hoy ascendido a Magistrado de Sala, el del “arrepentido de Javier de la Rosa”, estaba de viaje, o eso dijeron sus empleados a mi mujer y abogado. Yo salí siete días después por una vieja estafa (las letras de una sociedad donde precisamente el presidente fuera Antonio de la Rosa, padre de Javier), y los asesinos y violadores de Hospitalet, o los violadores y asesinos de Nou Barris… bajo su jurisdicción… tan campantes de permiso…y violaron y asesinaron… 2004, y nadie se acuerda ni de los hechos, de las víctimas, la Junta de Tratamiento de Brians, ni menos del Juez que sigue impartiendo Justicia.

La JUSTICIA está en quiebra por culpa de sus trabajadores, y el PUEBLO, el dueño del negocio, cede por la fuerza de la Historia esa propiedad a sus TRABAJADORES, que controlan a su aire la empresa en perfecta AUTOGESTIÓN, y nadie quiere meter mano a esa BARBARIDAD. Total, un mejunje endogámico y amigocrático, donde tiene cabida toda la arbitrariedad y corrupción imaginable.